Este blog pretende contribuir al desarrollo y fortalecimiento de la cultura y de la sensibilidad territorial ante las múltiples manifestaciones de agresión y deterioro a que se ven sometidos los paisajes como consecuencia de actuaciones frecuente y deliberadamente insensibles con la calidad y los recursos que los identifican.


Desea significar el compromiso de la Geografía y de los geógrafos con la defensa de la calidad de los territorios
y

de las buenas prácticas en el ejercicio de la acción pública y en sintonía con los objetivos y principios contemplados

en el Manifiesto por una Nueva Cultura del Territorio.


Planteado también con fines didácticos, se concibe como un documento aplicable a la docencia, así como un espacio de encuentro, comunicación y debate con los estudiantes y profesores de Geografía, y con quienes se interesen

por la evolución y los métodos de esta disciplina, por la utilidad e importancia de la información geográfica,

por su dimensión aplicada y por las políticas relacionadas

con la Ordenación, el Gobierno y el Desarrollo del Territorio.


domingo, 6 de octubre de 2013

La tierra se rebela cuando se siente agredida

La tierra se rebela cuando se siente agredida. La naturaleza es indómita, elabora y construye sus estructuras conforme a procesos que la configuran en una secuencia muy lenta y de acuerdo con las lógicas naturales en las que precisamente se basan sus equilibrios y sus capacidades de respuesta a la intervención humana. Sólo cuando se respetan sus equilibrios, la Naturaleza se complace en su propia armonía y mantiene esa relación estable con el entorno humanizado, basada precisamente en la consideración rigurosa de los límites en los que se enmarca las tendencias respectivas. Cuando ese equilibrio se altera, producto de la codicia, de la ignorancia, de la desatención deliberada, de la agresión imprudente, sobreviene la catástrofe. 


Todo un cortejo incesante de riesgos se cierne sobre la sociedad cuando la irreflexión y el corto plazo priman sobre la investigación de la realidad y la anticipación de las amenazas que derivan de un tratamiento inadecuado de los elementos que configuran el medio físico. Pese a la contundencia y la gravedad de las lesiones sufridas en el tiempo, da la impresión de que se carece de la inteligencia necesaria para valorar lo que significan la prevención y la cautela, hoy mejoradas al amparo de los sorprendentes avances de la ciencia. Tierra de sismicidades de diversa entidad es el conjunto de la cuenca mediterránea que enlaza Europa con África  La Historia está repleta de experiencias que así lo testifican. Pero parece ser que no son suficientes para aprender la lección. Alterada la falla de Amposta y la red asociada, de la que han hablado los manuales desde siempre, las dislocaciones provocadas por la presión sobre un espacio geológicamente inestable van a permanecer latentes o explícitas durante mucho tiempo en la vida de los ciudadanos que ocupan el entorno del Delte de l'Ebre.




Amablemente el Dr. Roberto Martínez Alegría, experto en riesgos naturales y en evaluaciones de impacto ambiental, ha realizado el siguiente comentario en esta entrada que previamente fue publicada en Facebook  

Quizás tengo el punto de vista sesgado por la geología, pero "a priori" la reutilización de yacimientos de gas, petróleo o incluso agua (conocida como recarga de acuíferos) no me parece mala idea, es más si un yacimiento demostró su estanqueidad durante período geológicos, puede ser un aval de seguridad (no lo afirmo con rotundidad).

Tal vez el problema pudiera residir en un poco adecuado conocimiento del sistema de fallas, pero otra vez me entran dudas. Pues ese yacimiento se estudió intensamente (como trabajan los petroleros) para que se les escapen grandes estructuras tectónicas), pero se volvió a estudiar cuando se plantea su reutilización (proyecto Castor), y una vez más cuando se hace la EIA (aunque me gustaría saber si esta se hizo por el procedimiento completo del anexo I o el simplificado del anexo II). Por todo ello no me atrevo a entrar en una búsqueda desesperada de culpables.

Respecto al fracking creo cada caso habría que verlo en su contexto geológico, hay operaciones viables y seguras respecto a sismicidad inducida y/o contaminación de acuíferos y otras claramente no. Otro problema son los líquidos de retorno con dispersantes empleados en la fracturación hidráulica. Personalmente creo que incorporar el fracking al procedimiento de EIA (tal y como está en la última legislación de 2013) puede ser un avance en transparencia (consulta pública) otra cosa sería si nuestros "líderes y lideresas" capan con el "loable interés de la simplificación" las garantías de dicho procedimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...